Bienvenidos a El mirlo de papel

Soy Varech y ando por la Red desde hace un tiempo, lo cual me produce a veces quebraderos de cabeza aunque la mayoría de las ocasiones me satisface.

27 de febrero de 2009

El Asnam


Fue mi primer contacto con Argelia.

Es una ciudad situada a 200 km. al oeste de la capital, que en 1980 sufrió un terremoto de grado 7'3 en la escala de Richter, a causa del cual murieron unas tres mil personas.

Llegué allí invitada por la empresa constructora en la que trabaja mi marido y aunque estuve sólo una semana, me sucedieron cosas que las recordaré siempre.

Me sentí muy arropada desde el primer momento por las mujeres argelinas que trabajaban en el campamento, las cuales me regalaron algunos vestidos árabes, e incluso me vistieron como ellas.

Me contaron que seguían produciéndose terremotos con regularidad, y que cuando ésto sucedía, saltaban por las puertas y las ventanas de las casas inmediatamente, hacia la calle. Incluso me dijeron que en el modo de ladrar de los perros, notaban cuando se acercaba un nuevo seísmo.

Mi marido fue testigo de algo espeluznante: estando en el comedor de la obra, escucharon un ruido atronador, y vieron que el suelo se iba levantando formando como una ola que se acercaba, y que al pasar por donde ellos estaban sentados, les levantó la silla del suelo.

En la foto, estoy acompañada de las tres mujeres que trabajaban en la limpieza de las viviendas del campamento, y la que hay a mi derecha es la viuda que nos invitó a cenar.



24 de febrero de 2009

A un panal de rica miel.......(El Asnam 2)


Durante mi estancia en El Asnam, me aconteció otra anécdota muy divertida.

El basurero del campamento, le dijo a mi marido que le gustaría ofrecernos en su casa un vaso de té, y quedamos en acercarnos por allí a media tarde.

Nos encontramos con una casa hecha de hoja de lata de unos 25 metros cuadrados, con lo absolutamente mínimo para poder vivir, que el buen hombre puso a nuestra disposición;

Después de enseñarnos los animales que tenía, procedió a servirnos el té, pero traía en una bandeja "algo" que yo desconocía, para acompañarlo.

Me explicó que era panal de miel y me ofreció un trozo como si fuese una porción de tarta, pero bien grande. Me quedé a cuadros "Madre del amor hermoso, y ésto cómo se come?" Esperé a ver si alguno empezaba, pero me dijo el hombre: "Señora, usted primero" Y yo: "No se preocupe, si soy de confianza. Cuando empiecen los demás, empezaré yo". "De eso nada, que es usted mi invitada".

Cogí el trozo y empecé a comérmelo. Trago de té, panal al estómago, trago de té, más panal. Por momentos me sentía con la boca llena de algo que parecía cartón y que no me pasaba ni a tiros. Lo que pude sufrir hasta que me tragué aquello, y encima no habia servilletas de papel para podérmelo sacar de la boca sin que se viera. ¡Tres vasos de té me tuve que tomar, que me ahogaba!

Y el basurero, sin comer y hablando con mi marido de las cosas del campamento, de vez en cuando le decía: "Le ha gustado a su mujer ¿Eh?" "Pues ya ve, se lo está comiendo entero".

Cuando terminé, tenía una bola en el estómago como si me hubiera tragado un rollo de papel higiénico, pero yo ahí, muy dignamente sin que se me notara.

Terminaron de hablar y se dispusieron a comer "eso". ¡Tierra trágame! Resulta que el cartón no se comía y se lo sacaban de la boca para tirarlo, pero como según ellos, me lo estaba comiendo tan agusto y malo no era, pues no me dijeron nada.

Pero la cosa no quedó ahí: me puse a jugar con un perro, que me pegó tropecientas pulgas, y ellos se pusieron a hablar. Yo oía a mi marido "No, no, no................." Y el otro insistiendo..........

Como se nos hacía tarde, nos despedimos, el basurero se quedó encantado, yo casi me como crudo en el coche a mi marido por permitirme hacer el ridículo de esa manera, y entonces me contó que estaba empeñado en comprarme. Se ve que me vió tan buen saque, que pensaría que le iba a salir barata comiendo. "Y por curiosidad....¿ Cuánto valgo?" Se echó a reír: "Dos vacas, dos ovejas y una gallina".

Hasta que me vine a España, tuve todos los días mi ración de panal que el basurero amablemente me llevaba. Pero claro está, no volví a comerlo delante de él porque ya había cubierto mi ración de fibra para todo el mes.

21 de febrero de 2009

Despedida de soltera de Cuca


Este relato lo escribí con motivo de un concurso para La Taberna del Puerto y con los quince ganadores se editó un libro, del que os muestro la carátula. Entre esos quince había dos míos, que os iré poniendo, además de otros dos que no fueron premiados.

El primero de ellos "La despedida de Cuca", evidentemente tiene más gracia para los adentrados en el lenguaje náutico, porque constantemente le están pegado patadas, pero aún así, creo que resultó simpático y por eso os lo pongo.
DESPEDIDA DE SOLTERA DE CUCA
Me llamo Cuca. El próximo finde es mi despedida de soltera y tiene que salirme todo chachi-guay.
Iremos: Fefa, Queca, Chuchi, Cata, Tina, Kuki Josefa y yo. Y el capitán ¡Claro! Si no, a ver quién conduce.
Mi papá me ha alquilado un barco grande para que lo pasemos de muerte lenta y estoy pendiente de todos los detalles, porque en estos casos el equipamiento es importantísimo. En la despe de Mariló la cosa estuvo cutrísima, pero en la mía todo va a funcionar bien. Tengo preparada cada cosa.........................
1) Preservativos de colores para hincharlos y colgarlos por todos los cables del barco.
2) Diademas-pene para la noche loca del sábado.
3) Tetas de plástico para dar el pego mar adentro (¡Uy, como en la peli!).
4) Matasuegras con mucho pito, para chinchar bien a los que estén aparcados al lado nuestro, en esas calles largas que ponen en los puertos (nunca entenderé que con tanto sitio como hay en el mar, las hagan tan estrechas).
5) Una peli porno....................pero de las del duro, con charla-coloquio al final.
6) Penes andadores para dar alegría al interior del barco, que los decoran aburridísimos.
7) Una cuerda, porque pensamos gastarle una broma pelín pesada al capitán: le vamos a poner una melena larga y rizada, y lo vamos a atar boca abajo en el palo ese que llevan delante que sobresale mucho. Llevamos la cuerda por si en el barco no hay ninguna.
8) Varios sprays de serpentinas de colores, de esos que se pegan y no se quitan ni a tiros, para escribir en las velas nuestros nombres y que permanezcan allí por los siglos de los siglos.
9) Baraja de cartas no es necesario que llevemos porque dice el capi que las cartas las pone él. ¡Qué menos, por Dios!
10) Juegos de bikini, pareo, sombrero y taconazos de aguja para dar más glamour.
11)Ropa interior de Carrefour para repartirla con mi firma.
La comida irá a cargo del que conduce el barco.
Ha pasado una semana y ya lo tengo todo empaquetado y las maletas hechas. Con dos creo que tendré suficiente.
Hemos quedado en el puerto a las siete, en la calle cuatro ("ellos" lo llaman de otra manera pero no vamos a liarnos) y ha sido para filmarlo de la que se ha armado, eso sin haber empezado la juerga.
El capitán, un poco gordo, ha puesto los ojos como platos cuando nos ha visto y se ha quejado por el exceso de equipaje, pero eso a nosotros, ni fu ni fa. ¡Hombres!
Ya para montarnos ha sido la cosa de salvaslips, porque a Cata y a Queca casi tienen que venir los chicos del puerto (que están de mayoría absoluta) a rescatarlas debido al pasillito tan estrecho y tan inestable que ponen para poder montar, y entre las risas y las tonterías casi van al agua.
Lo primero ir al baño, porque nos urgía echar un pis y hemos flipado. Si llega a ser más pequeño nos dan una taza de desayuno a cada una para hacer nuestras necesidades. ¡Qué cosa, oyes! Con una manivela para que las cositas escurran para abajo. Digo yo que será para ahorrar tiempo porque mientras haces caca puedes ducharte y lavarte los dientes.
Después nos han enseñado las habitaciones que también son bastante estrechas, hasta el punto que hemos tenido que dejar las Sansonites en el pasillo.
La cocina también es bastante pequeña y yo creo que incluso está rota porque se mueve mucho y comida veo más bien poca. Ya veremos.
Para darnos la bienvenida el capitán, que se llama Pepe, nos ha ofrecido unas cervezas y unos panchitos y nos ha explicado algunas cosas del barco que no hemos entendido para nada, porque esta gente está un poco zumbada y no habla como el resto de los mortales. ¡No! Ellos tienen su lenguaje. Pero le hemos fastidiado y nosotros pensamos decir "detrás", "delante", "derecha", "izquierda"........etc
Una vez todo desempaquetado nos hemos puesto a hinchar los preservativos y a colgarlos. Hasta en las barandillas hemos puesto algunos. Los vecinos se lo estaban pasando pipa con nosotras y queríamos seguir allí la juerga, pero Pepe se ha empeñado en salir enseguida, con lo bien que nos lo estábamos pasando y por no discurtir con él hemos "zarpado". Mienras el barco cogía velocidad, nosotras agarradas a los cables como en el anuncio de Puleva, parecíamos unas modelos.
Al principio todo iba bien; para arriba y para abajo, por encima del barco que estaba lleno de enredos y de cuerdas (al final sí que llevaba), pero luego con el movimiento, a algunas nos ha entrado un cosquilleo en el estómago que nos daban ganas de vomitar. De verdad...........................¡Que asco! La primera ha sido Josefa, que iba agarrada a la barandilla que llevaba el barco delante y al volverse para decirnos lo mala que se encontraba nos ha lanzado toda la pota. Como el aire iba hacia el barco se ha puesto el suelo perdido y nos resbalábamos con los panchitos (por lo redondos).
Pepe nos ha dado una pastilla para que se nos pasara pero ya no hemos tenido ganas de cenar y hemos preferido acostarnos. Mañana será otro día.
La noche no ha sido fácil. Dormir en un barco no es nada cómodo porque te puedes caer de la cama en un plis plas. Como Pepe cambie el sentido de la marcha, te estampas contra la puerta. ¿Y la odisea del baño? Llevamos todas moratones porque como todo está tan juntito, cuando te das un glope no te lo das contra una cosa sola, sino contra tres o cuatro a la vez: con la ducha, con la ventana, con la repisa, con el toallero................será cuestión de acostumbrarse.
Ya ha amanecido y hace un buen día. Pepe nos está preparando el desayuno en la cocina, que aunque escacharrada, todavía funciona. Luego nos ha explicado que no está rota, que se mueve para que cuando el barco se ladee mucho no se caiga la comida al suelo. Me dijo el nombre del invento, pero no me acuerdo.
Chuchi ha soltado por todo el barco los penes andadores, que ha sido la juerga padre y en un descuido de Pepe (que empieza a ponerse un poco antipático), Kiki y Cata han subido y han escrito con el spray de serpentinas nuestros nombres en las velas, bien grandes para que se vean desde lejos. El mío lo han puesto en lila, que es mi color prefe. Cuando el capi lo ha visto se ha puesto a hablar en otro idioma, alemán creo, pero me parece a mí que no estaba muy contento.
Los conjuntos nos quedan impresionantes. Nuestros bikinis son de leopardo y el tanga de Pepe (que nos ha costado lo nuestro que se lo pusiera), es de tigre. Los sombreros son tipo Indiana Jones y completamos el conjunto con unos taconazos de aguja de 9 centímetros que nos sentaban bombazo.
De verdad, creo que hemos cogido al capitán más quejica de todos, porque también por ésto ha protestado. Pero si nos los hemos quitado no ha sido por él, sino porque no podíamos andar por arriba con comodidad.
Como hacía calor, el baño nos ha sentado como un cartier en la muñeca. Encima de los bikinis nos hemos puesto las tetas de mentira, que debajo del agua todavía se veían más grandes y ha sido de golpe, porque cada vez había más barcos por alrededor.
Luego, todasdesparramadas por la cubierta (es la parte de arriba del barco) a tomar el sol en las de verdad.
Mientras Pepe preparaba la comida, los martinis y los panchitos (otra vez) nos han entretenido bastante. No puedo creerlo: han caído tres botellas entre unas cosas y otras. Creo que estamos, como dicen los vulgares, pedo pero me encanta como me siento, me apetece gritar, me apetece cantar.....¡Jo, qué cachondeo! Todas delante de Pepe cantándole; "Si te ha pillao la vaca jódete ¡Jódete!. Si te ha pillao la vaca jódete ¡Jódete. Ja, ja, ja.
¡Ay madre! Creo que nos está volviendo el mareo de anoche. En cuanto el capi nos ha visto el color de cara nos ha llevado a la parte de atrás para que vomitáramos y no le mancháramos otra vez el barco. Es que anoche había panchitos pegados hasta en los preservativos de colores.
Hoy tampoco hemos tenido ganas de comer y nos ha sentado mejor acostarnos a dormir la siesta.
Esta tarde pensamos gastarle la broma a Pepe, que lo notamos bastante rendido a nosotras.
Ha puesto la dirección automática y se ha quedado vigilando Chuchi, que una vez fue en el barco de Fefé y es la que más entiende de nosotras. A Pepe le hemos dicho que tiene titulo, para que no sufra.
Tachán............le hemos puesto la peluca larga y rizada, que no le pegaba nada con el bigote, los ojos vendados y como este barco no tiene palo de esos que sobresalen por delante, le hemos atado a uno que lleva en medio y ¡Hala! A bailar desnudas delande de él. Fefa que es la más lanzada, decía que iba a hacerle la lluvia dorada y se ha metido por el agujero que hay para entrar (tiene su nombre, pero es feísimo) y ha salido con una jarra de cerveza y se la ha echado por encima de la peluca. ¡Qué risa! Aquí sí que se nos ha enfadado el capi y no entiendo por qué . Ha empezado a chillar como un poseso hablando otra vez en alemán, mientras Fefa se lucía con el volante del barco antes los gritos de admiración de los otros a los que pasaba rozando. ¡Cómo conduce la tía!
A media tarde, ataviadas con las diademas pene (Pepe se ha negado a ponérsela), he firmado la ropa interior cutre y hemos repartido bragas y sujetadores ente los barcos de nuestra calle.
En vista de los mareos, esta noche la pasaremos en el puerto aparcados y nos iremos de juerga a una disco. Pero tendremos que ir a arreglarnos a las duchas públicas ¡Qué remedio! si queremos llevar las melenas guay. Estamos un poco hartas del baño de la señorita Pepis.
Madre mía, vaya juerga que nos traemos con unos ingleses que hemos conocido. Llevamos todos un pedo que te cagas, pero nos lo estamos pasando como nunca, oyes, de putísima madre.
A Pepe no se le ve. Mejor, porque es un intolerante, así que nos montamos todos en el barco y vaciamos la nevera de cervezas, ponemos la música a tope y todos a bailar y a disfrutar.
Nuestro gozo ha durado poco porque enseguida ha aparecido el susodicho acompañado de un policía y ha mandado a los chicos a algún sitio que debe estar muy lejos, a juzgar por el tono Eso sí, les ha costado lo suyo poder despegarnos porque nosotras nos negábamos a separarnos de ellos.
Para rematar la noche, la peli porno con Pepe allí, sin saber para dónde mirar, el pobre. Y para vengarnos de él por las veces que hablaba en alemán, la charla-coloquio la hemos tenido en inglés, para reirnos todo lo que nos diera la gana.
Hoy domingo el capi nos ha levantado temprano, con cara muy compungida y nos ha dicho que tenía una mala noticia que darnos: una cuñada suya había muerto y tenía que salir enseguida para llegar a tiempo al entierro Nos ha advertido que no nos preocupáramos, ya que como ha sido él quien ha incumplido el contrato, no nos va a cobrar nada si nos marchamos en menos de un cuarto de hora.
Como nosotras en ningún momento queremos causarle el menor trastorno a Pepe, a pesar de que a veces nos ha hecho perder la paciencia, no hemos puesto ninguna pega. Le hemos dado el pésame y hemos llamado a nuestros papás para que vengan a recogernos
Mi despe de soltera ha resultado fetén.

Carpeta con solapas


Esta carpeta queda muy bien, es fácil de hacer si se siguen los pasos, y sólamente os voy a hacer alguna advertencia antes de que os pongáis manos a la obra:
Hay que llevar mucho cuidado de no manchar la tela con la cola, ya que no se quita la mancha. Para ello, encolaremos la pieza sobre un periódico, lo quitaremos, y directamente sobre la mesa y con cuidado, la pegaremos en el sitio correspondiente. Procurad no volver a utilizar el mismo sitio del periódico para posteriores encolados. Es preferible que para estas piezas, que son grandes, utilicéis una hoja de papel cada vez.
Otra advertencia: cuidado con las esquinas: es preferible que cortéis de menos a que cortéis de más y no tenga remedio. Si no lo habéis hecho nunca, podéis comprobar antes de pegarlas, que se ajustan debidamente.
Como ya sabéis, ando por el foro de mundorecetas y como puse allí el paso a paso, os pongo el enlace de la página.
http://www.mundorecetas.com/8/viewtopic.php?f=24&t=100055&st=0&sk=t&sd=a&start=120

20 de febrero de 2009

MARIQUITAS


Las simpáticas "mariquitas" muestran una desbocada voracidad no sólo"alimentaria" sino también sexual. Según el genetista Michael Marjerusde la Universidad de Cambridge, los contactos sexuales de estos insectos pueden durar hasta nueve horas, con orgasmos de hasta 90 minuto. Además, cada "mariquita" puede tener hasta 30 compañeros diferentes al año.
Jesús, qué agobio

18 de febrero de 2009

Rubaiyat


Quiero compartir con vosotros estos rubaiyat de dos sufistas persas:

Omar Inn Ibrahim Khayyam nació en Nichapur, Persia, hacia el año 1040 de la era cristiana, y vivió cerca de ochenta años. Libertino, sibarita, ácido, místico y profeta, estudió Matemáticas y Astronomía. Reformó el calendario musulmán, cultivó el Derecho y las Ciencias Naturales, pero todo le resultó insuficiente a la hora de resolver el misterio del Universo, las pasiones humanas y la existencia misma. Destacó en el plano de las letras por sus famoso “Rubaiyat”, que constituyen una alabanza al brindis, una enorme plegaria fragmentada en estrofas que remiten a la celebración del vino y el goce del instante, frente a la finitud de la vida.

No es amor el sentimiento que no arrasa
¿Brinda acaso un tizón el calor de una hoguera?
Noche y día, y durante es resto de su vida,
El amante verdadero se consume de dolor y de placer.………………..

La brisa de la primavera refresca el cuerpo de las rosas.
Y en la sombra azulada del jardín, acaricia también el cuerpo de mi amada.
A pesar de la plenitud que gozamos, olvido nuestro pasado.
¡Tan seductora es la caricia del presente!………………..

Más allá de la Tierra , más allá del Infinito,
buscaba yo el Cielo y el Infierno.
Pero una voz grave me dijo:
“El Cielo y el Infierno están en ti”.…………………

Rápidos huyen nuestros días
como el agua de los ríos y los vientos del desierto.
Empero dos días me dejan indiferente:
El que murió ayer y el que aún no ha nacido.http://www.personal.able.es/cm.perez/rubaiyat.htm

Rumi Mevlana nació en 1209 después de Cristo. Su maestro Sems-i-Tebriz influyó mucho en su vida. Fue llamado "Maestro de Maestros". En su escuela enseñaba poesía, baile y música
Su vida transcurrió en Konya y más tarde viajó en busca de su amado Sems.
Su obra fundamental es el Masnevi, formado por 26.660 versos pareados.
Destacan sus poesías, cartas, conferencias y aforismos.
Murió en Konya en 1273 y su obra siguió viva hasta nuestros días a través de la escuela Mevlevi de derviches danzanteshttp://club.telepolis.com/jesusagrario/der...es/cofradia.htm

Durante el día Te alabé y no lo sabía;
Por la noche dormí Contigo y no lo sabía.
Sospechaba que “yo” era yo mismo,
Pero por completo soy Tú y no lo sabía.……………..

Cuando estoy contigo, nuestro amor no me deja dormir
Lejos de ti, las lágrimas no me dejan dormir.
¡Dios, es asombroso! Pasar ambas noches en vela,
Pero qué diferentes despertares.…………………..

Fui al galeno y le dije: con tu ciencia
Al que al amor sucumbe, qué le recetas?
Abandono del yo y anulación del ser, receto
O sea, que de todo existente se abstenga.

Mi rincón


Y como soy curiosa y me gusta tocar muchos palillos, aunque la música no salga perfecta, aquí os presento mi taller.

En él paso menos tiempo del que me gustaría, pero aquí tengo todo lo que necesito para divertirme y jugar a que pinto, a que encuaderno, a que hago manualdidades, a que hago tapices, a que coso, a que tejo, a que restauro, a que hago música, a que a que escribo............................Desordenadamente ordenado y absolutamente mío.

En definitiva, que es aquí donde me pringo y donde disfruto.

Se pueden ver los óleos y los pasteles, que son copias, porque todavía no he tenido bastante tiempo como para crear mis propias composiciones, pero no tiro la toalla.

No se ve el caballete, porque estaba tan sucio el día que hice la foto, que lo escondí detrás de la puerta, pero es que me gustan hasta las manchas que tiene.

Bueno, pues éste es mi rincón, con algunas de mis cosas.

Tortas de calabaza


Ingredientes:

375 grs de calabaza cocida y escurrida

170 grs de aceite de oliva suave y quemado con corteza de limón

180 grs de azúcar

Algo más de 1/2 kilo de harina normal(según harinas)

Miel (si da tiempo a ponérsela, que en mi casa no da)

Un cubito de levadura de mercadona (como la congelo, lo pongo entero por la fuerza que pueda haber perdido), o dos saquitos de levadura deshidratada

Anís verde, un puñadito Piñones, un puñado ralladura de limón


PREPARACIÓN:

Cocer la calabaza con agua hasta que esté tierna, colar bien y pasar por el pasapuré. (También se puede asar) Es importante que no tenga mucho líquido.

Quemar el aceite con la corteza de limón Hacer un pie de masa con la levadura, un poco de caldo de hervir la calabaza y un par de cucharadas de harina, de la que hemos pesado. Poner en la thermomix el resto del harina, la calabaza el azúcar, el aceite y la ralladura y mezclarlo ligeramente. Cuando el pie de masa empiece a subir, agregarlo al vaso y mezclar unos segundos. Si estuviera algo dura, añadir CON CUIDADO, y sin pasarse, algo del caldo de hervir la calabaza.Pasar a velocidad espiga 4 minutos. Sacar del vaso y agregarle los piñones y el anís y dejar levar hasta que doble el volumen, en un cuenco tapada con film. Romper la masa y darle forma como de suizos redondos, que luego se harán más grandes. Para trabajarlas mejor, untarse las manos de aceite y colocarlas en la bandeja. Esperar que doblen. Entonces, con una tijera hacerle cortes secos con la punta, sin arrastrar la masa, ya que se bajarían, y pintarlas con huevo batido. Se meten a horno precalentado a 180ºC unos 20 minutos, o hasta que las veáis doradas. Cuando se sacan, se bañan en miel algo rebajada con agua, en un cazo, y se le echa por encima un polvillo de azúcar para sujetar la miel.

Se pueden hacer prácticamente igual sin thermomix, y en ese caso, los piñones y el anís se pueden poner desde el principio, ya que no corren peligro de romperse

Arroz con costra




Plato típico del sur de Alicante, especialmente de Callosa de Segura.

La foto no es de una costra mía, sino de mi amiga Pilar Trigueros, que me invitó a comer y le salió riquísima. Lo que se ve verdecito es el perejil.
Es un plato de fiesta. El embutido utilizado debe de ser lo más parecido al de la zona, que es muy suave, para que no mate los aromas propios del plato. La carne deberá de ser seca, con muy poca grasa, porque el huevo ya le da luego la sufiente. Lo mejor es pollo (traseros,algo de pavo y conejo). Si hubiera que elegir, por orden, conejo, o pollo o pavo.




ARROZ CON COSTRA (6 personas)


Ingredientes:


1/2 conejo


1 muslo de pavo


1 trasero de pollo


El higadito del conejo


2 blancos


1 longanizas (más o menos 200 grms.)


10 huevos


3 vasos de arroz


2 tomates


Agua, aceite, perejil y sal




Preparación:


La carne se corta en trocitos, el blanco en rodajas y la longaniza en trozos. Se calienta el aceite en una paellera honda y allí se fríe el embutido y se aparta. Se continúa con la carne y cuando esté doradita se le agrega el tomate rallado y se le da unas vueltas hasta que lo tome. Se saca el higadito y se pica con perejil en un mortero. Se le pone agua suficiente para que hierva un cuarto de hora aproximadamente y ahí mismo se deslíe lo del mortero. Se enciende el horno a la máxima potencia. El agua que nos tiene que quedar al final de la cocción, ha de ser menor de la que pondríamos en un arroz normal. Para los tres vasos de arroz pondremos unos cuatro vasos de agua. Se añade el embutido (si lo pusiéramos antes, ablandaría el arroz) y cuando hierva bien se echa el arroz (aquí tiene que estar ya el horno zumbando). Al principio a fuego fuerte y luego bajamos la intensidad. Mientras, batimos los huevos y les ponemos sal y perejil. Cuando se consuma el agua y el arroz esté a medio hacer, se echan los huevos por encima cuidando que lo cubra todo y se mete rápidamente al horno. Más o menos a los diez minutos empezará a cuajarse y a subir(dependerá del tipo de horno). Si véis que no sube mucho encended el grill un poco para que tire del huevo. Estará cuando presente un aspecto dorado y se note que ha subido bastante. Se saca a la mesa antes de que se baje, para deleite de los que se la van a comer y se sirve en porciones cual si fuera una tarta.




Cocido con pelotas


Es un plato típico de de mi tierra. Una verdadera delicia.

En cierta ocasión lo hice para cincuenta personas., con motivo de una quedada náutica en el Club Cabo Cervera, en la Presa del Atazar, de Madrid


Ingredientes:

1 muslo de pavo (si es pavita negra........no hay quien dé más)

1/4 de pollo de corral

1/4 de yemas si donde vives las venden

1/4 de morcillo

1 trozo de tocino

1 morcilla de cebolla

Una rama de apio

Garbanzos remojados

Patatas o batatas.


Ingredientes para las pelotas:

1/4 picada de cerdo

1/4 picada de ternera

1/4 pechuga de pollo picada

Un higadito de pollo picado (si gusta)

1 huevo

longaniza, blanco y tocino también picados

Piñones, perejil, ajo y sal

Miga de pan del día anterior


Preparación de las pelotas:

Se mezcla todo con el pan bien deshecho (rular entre las palmas de las manos y caerá como polvo) Añadir agua y amasar hasta conseguir una masa similar a las albóndigas. En Alicante se amasa con sangre líquida, pero no en todos sitios la venden. Se forman las pelotas de más o menos 8-10 ctm de diámetro. Se pone en la olla a presión el agua,los garbanzos y el resto de los ingredientes menos las patatas. Se pone al fuego, cuando hierve se espuma, se tapa la olla y se tiene media hora. Se destapa la olla y se ponen las patatas y las pelotas bien colocaditas arriba del todo. Se tapa y se tiene veinte minutos más. Hablo de olla a presión la de toda la vida. En las ultrarápidas, calculad el tiempo. Se sirve primero la pelota con caldito y luego el cocido.

¡Arranca, por tu madre! (El Asnam 1)


Conferencia desde Argelia: “Cariño, que estas Navidades no podré ir, pero hay un acuerdo para que os vengáis y las pasemos juntos”.........Así empezaron unas Navidades “diferentes” para mí. Mi marido estaba en El Asnam, ciudad destruida por un terremoto, enviado por la empresa en la que trabajaba. Una ciudad carente de cualquier tipo de comodidad, y donde los españoles echaban de menos muchas cosas habituales, que allí eran consideradas auténticos lujos. Vivían en casas prefabricadas y eran atendidos por mujeres del mismo pueblo, muy pobres, y que recibían con agrado cualquier regalo en forma de ropa o comida, que viniera de España.
Llegamos en sesenta minutos a un mundo, del que nos separaban cuatrocientos años. Llevábamos dos días, cuando………………_. Mañana tenemos que ir a casa de la femme de menaje, una señora muy agradable, viuda, que dice estar muy agradecida por las cosas que le hemos traído los españoles, y que tiene gusto de invitarnos a cenar._. ¿Y cuántos seremos?_. Tres matrimonios, el jefe de obra, el médico y dos técnicos.
Al día siguiente, estábamos puntuales en la casa de la mujer. Con la hospitalidad que caracteriza a los árabes, nos ofreció su casa y nos presentó a su hijo y a una sobrina, recientemente repudiada por el marido. La casa ofrecía un ambiente festivo y sobre la mesa destacaban los manjares que íbamos a degustar de inmediato: primero las pastas, el café y el té, luego el cordero con ciruelas, después el postre, y nuevamente café y té con pastas.
Nada más empezar, pegaron una patada a la puerta y aparecieron dos policías, avisándonos de que estábamos todos detenidos. Las pastas se nos quedaron petrificadas en la garganta, la viuda empezó a dar gritos, el hijo muerto de miedo y la sobrina directamente al suelo desmayada. _. ¡¡¡Que está embarazada de tres meses!!!! Le decía la mujer a los polis. Y éstos sin parar de decirnos que todos a la comisaría detenidos._. ¿Pero qué hemos hecho para que nos detengan? Dijo el jefe de obra. Y entonces el policía mayor, con aires de superioridad, nos miró como a gusanos y nos explicó que los vecinos nos habían denunciado. La repudiada seguía en el suelo con convulsiones, que hubo que atenderla, el hijo se escondió y la mujer intentaba en vano que los polis la escuchasen y cada vez gritaba más agudamente, que aquello era insoportable, además del jaleo que había en la calle.
Por fin, nos explicaron que no habíamos sacado el permiso de la comisaría para visitar a la viuda, ya que al morir su marido, ésta pasaba a ser propiedad del Estado y sólo se la podía visitar con un permiso especial. Entonces tres españoles acompañaron a los de la patada en la puerta y se fueron a la comisaría a por el papelito en cuestión.
La situación que se nos planteó al quedarnos solos fue de lo más surrealista: la viuda diciéndonos que empezáramos el cordero. La repudiada, recreándose en las convulsiones, que eran mentira, y el hijo salió del escondite y nos decía que no nos preocupáramos que no iba a pasar nada. Pues menudo ejemplo daba él. A todo ésto, empezamos a oír unos ruidos raros que iban a más y resulta que los amables vecinos, que antes nos habían ya denunciado, estaban apedreando el tejado. Cerramos las ventanas y la puerta como pudimos, porque la casa que tenía era de chichinado y como nos tiraran una piedra algo gorda, hacía un agujero en el techo y encima nos daba. Todo lo que al principio habíamos evitado ir al servicio, ahora hacíamos cola. Las piedras iban a más, lo mismo que nuestro miedo, y más de uno pensamos que de allí no saldríamos vivos. Entonces tocaron a la puerta, ahora con delicadeza, pero cualquiera abría._. Abre tú._.Yo no, abre tú._. No, que abra ella._. Que no abran que nos cortan los huevos._. Pero habrá que saber quién es._ .Será un vecino con un pedrusco para terminar ya con nosotros. De pronto oímos la voz del policía, que se nos antojó casi celestial. Abrimos y nos dijo que podíamos seguir cenando, porque ya se había pagado la multa y sacado el permiso para estar allí. Con su compañero, llegaron los tres españoles que se habían marchado con ellos, y como si nada hubiera sucedido, nos dispusimos a cenar. El café, el té y las pastas………… como que no nos entraba con facilidad.¿Y el cordero?.............¡Madre mía el cordero!!!!!!!!!.............que encima era de ese madurito, pero por no disgustar a la mujer le hicimos los honores. Y luego el postre de miel, almendras, sémola y dátiles, y más café y té. Por cierto, la repudiada, para haberse llevado tanto susto, hay que ver todo lo que se metió al cuerpo la muchacha.
Por fin terminamos de cenar y nos dispusimos a salir. Abrimos la puerta…¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡AAAAAAAHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!! e inmediatamente la volvimos a cerrar. ELLOS seguían allí: ¡¡LOS VECINOS!!! Y con unas caras……………..Volvimos a llamar a la policía explicándoles la situación y hala, otra vez a casa de la viuda. Se pusieron en la puerta mientras fuimos saliendo. A mí me recordó esas bodas en las que los novios pasan por debajo de los sables de los militares, pero en esta ocasión éramos nosotros escurriéndonos entre la fila de vecinos que había abierto la policía para que pudiéramos pasar. Al cerrar el coche dijimos ¡¡¡¡¡ARRANCA POR TU MADRE!!!!!!!!!!!Y salimos de allí por piernas.
Vaya nochecita que pasamos, a vueltas con el cordero, las almendras, el café y los dátiles. Lo mismo salían por arriba que por abajo. Fue la noche de las cisternas en el campamento. Al otro día llegó la señora y nos preguntó si nos había gustado la cena._. Estuvo deliciosa y lo pasamos muy bien. _. Pues cuando quiera, repetimos._. No sabe cómo lo siento, pero es que volvemos a España y ya no nos da tiempo.Por la tarde volvió muy misteriosa y me entregó un paquetito. Le di las gracias y cuando lo abrí, era............¡¡¡¡¡¡¡CORDERO!!!!!!!!!!!!!!

Argel, mon amour


Viví en Argelia por espacio de cuatro años y durante ese tiempo me sucedieron muchas anécdotas, debidas la mayoría de ellas a la diferencia cultural que existe entre ese país y el nuestro.
Por encima de todo, he de decir que fuí muy feliz durante ese periodo de mi vida, que experimenté en primera persona la hospitalidad de los árabes, que para toda la familia fue una experiencia inolvidable, y que guardo un gran recuerdo de todas las personas que allí tuve oportunidad de conocer, tanto españoles como argelinos.
En alguna ocasión, el hecho de ser mujer me trajo algunos problemas que fueron solucionados de inmediato, pero claro, no podemos obviar que a las mujeres árabes les quedan muchos derechos por adquirir todavía, y yo tenía allí los mismos que ellas.
Siempre procuré ser respetuosa y adaptarme en lo posible a un país, que si bien está a una hora de vuelo desde Madrid, culturalmente se halla todavía muy lejos del nuestro.
Después de mi estancia allí, me di cuenta de lo poco que hace falta para vivir.