9 de mayo de 2010

Puzle y cuadro "El jardín de las delicias"


En esta ocasión traigo dos cosas que me gustan mucho: hacer puzles y un cuadro.
Lo hice un verano, que claro está, no tenía todavía nietos, porque habría sido imposible, y es de 5.000 piezas.
Fue muy trabajoso de hacer por la cantidad de piernas, manos y caras que tiene y los colores tan similares de la tabla de la izquierda y de la central, pero me sirvió para conoce muchísimo mejor esta pintura, que pieza a pieza disfruté de verdad.
Lo tengo en una habitación donde dormían los niños, que no quieren entrar ni atados, los pobres, porque les da miedo. No me extraña. Este verano lo quitaré y veremos qué hago con él.
El puzle, al natural es más bonito, porque los colores no son tan malos como los de la foto, que demasiado bien salió con la luz que había, así que por si alguno no lo conoce, voy a poner las fotos del original y contar un poco de qué va la cosa, aunque se ve sin explicar mucho.
Antes, decir que este cuadro tiene múltiples interpretaciones, y que todavía no se han puesto de acuerdo los expertos, mas que en cosas muy básicas. Es una obra muy enigmática, como todas las de El Bosco.
Tríptico de 206 por 386 centímetros, pintado en tabla, en el siglo XVI. Pertenece a la Escuela Flamenca. Los dos laterales se cierran sobre el panel central.
Lo pintó para Enrique de Nassau y lo heredó el hijo de éste, pasando luego al sobrino de Enrique, Guillermo de Orange.
Lo confiscó el Duque de Alba y lo heredó su hijo natural Don Fernando, prior de la orden de San Juan, subastándolo después y haciéndose con él Felipe II, quien lo llevó al Escorial y lo colocó en su dormitorio, donde estuvo hasta su muerte.
Un inciso: Felipe II tenía en su dormitorio otras obras, entre ellas algunas mitológicas, en las que aparecía Venus desnuda, en unos cuadros de frente y en otros por detrás. Las pinturas estaban tapadas con cortinillas y el rey por la noche las descorría para ....................no se me ocurre qué.
Bueno, sigamos y no nos metamos en intimidades reales.
Fue trasladado al Museo del Prado en 1936 para protegerlo durante la Guerra Civil Española. Después se quedó allí.
Tríptico cerrado:
El tríptico, cerrado, alude al tercer día de la creación del mundo. Es un globo terráqueo de cristal, representando la fragilidad del universo.
Colores grises y tristes, en comparación con la parte interior de la pintura. Un mundo sin hombre, sin sol y sin luna.
En la parte superior izquierda, Dios, y arriba se puede leer: "Él lo dijo y todo fue hecho. Él lo mandó y todo fue creado".


Vamos a abrirlo:
A la izquierda el Paraíso Terrenal, en el último día de la creación, Con Adán y Eva. En el panel central, la lujuria, con todo tipo de ejemplos de placeres carnales. A la derecha, aparece el infierno.


Tabla de la izquierda:

En el centro, la fuente de la vida, con la lechuza, símbolo de la malicia. Dios presenta Eva a Adán. A la derecha de la fuente, el árbol del bien y del mal, una palmera, con la serpiente enroscada en el tronco. A la izquierda de Adán el árbol de la vida, que es un drago.

A pesar de representar el Edén, hay muchas figuras que predicen lo que puede pasar si se toma la fruta del árbol prohibido: los animales se comen unos a otros, el pozo negro ante ellos, las montañas que no presentan un aspecto sólido............

Hay una cueva donde va a refugiarse un lagarto de tres cabezas, que es una figura típica de la pintura de Dalí, a la derecha de la fuente de la vida.

Panel central:

El que da nombre al cuadro.
La humanidad ha sucumbido a la lujuria y se encamina hacia su perdición.
Se muestran todo tipo de relaciones sexuales.
Las frutas rojas aluden a los placeres carnales, pero al mismo tiempo, a la fugacidad de la vida, por ser muy rápida la putrefacción de éstas.
Los pájaros son símbolos de lascivia.
En el centro, un estanque, al que llaman el estanque del adulterio, con mujeres que portan sobre su cabeza diversas aves, y alrededor un cortejo de jinetes.
Detrás, en el centro del otro estanque hay un globo azul donde realizan acrobacias lascivas.
Se representa el mundo al revés. Nada es lo que parece. Los animales son enormes y la fantasía y las simbología de la época crean esta especie de locura carnal.
En la parte inferior derecha de la tabla, , se puede ver a Adán, señalando a Eva con el dedo, como culpable de toda la degradación.
En la parte inferior izquierda, también uno de los personajes señala a la tabla anterior, concretamente a Eva. La misoginia, en esta época era muy común.

Si queréis ver más información, visitad esta página: http://olmo.pntic.mec.es/~jgarci52/centro2.htm

Panel derecho:

Representa el infierno. En la parte superior se ve la imagen de una ciudad en llamas. El cuchillo en las orejas parece ser que es una representación de los genitales masculinos, así como la gaita representa los femeninos.
En la parte central hay un hombre-árbol, que unos identifican como el autor de la obra, y otros como el demonio. Su cuerpo es como un huevo hueco, y las piernas son dos troncos de árbol apoyadas en sendas barcas de un lago helado, donde los pecadores intentan patinar. El contraste frío- calor en el infierno, era uno de los peores castigos.
Se muestran varios instrumentos musicales, como tortura para los condenados, ya que El Bosco consideraba que la música era pecado.
Aparece Satanás, sentado en un retrete, devorando a pecadores y defecándolos en un agujero negro. Imágenes monstruosas aluden a los pecados capitales.
El juego también estaba mal considerado en esa época por lo cual pinta a un grupo de jugadores atormentados.