31 de agosto de 2011

Sardinas en escabeche



Una receta sacada de "Directo al paladar".
Este verano me han regalado varias veces sardinas, y las tenía en el congelador porque ya no sabía qué hacer con ellas, así que encontré en internet una receta que prometía, y las hice.
Están buenísimas y lo mejor de todo es que las he tenido dos semanas en el frigorífico y hemos ido echando mano de ellas. Cada día que pasaba estaban mejor.
Ingredientes:

1 kilo de sardinas
1/2 cabeza de ajos
2 hojas de laurel
Pimienta negra en grano, oégano y tomillo
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 litro de aceite de oliva
10o ml de vino blanco
100 ml de vinagre
sal

Preparación:
Se limpian las sardinas. Es lo único fastidioso de la receta, porque a mí no me gusta encontrarme escamas, así que cuando ya las tenía niquelás, les pegué un corte arriba y les dejé la forma como las de las latas. Ahí se fueron también esas espinas que tienen tan alborotadas.
Se salan y se frien en la mitad del aceite a fuego vivo, pero en cuanto estén doradas se sacan a un recipiente aparte.
Si el aceite no está muy sucio se sigue ahí, pero si está muy quemado (el mío no servía ya), pues se tira y se pone aceite nuevo para seguir con la receta. Se ponen los ajos pelados, el laurel y se le da unas vueltecitas, luego las hierbas, y por último el pimentón con el vino, el vinagre y la sal.
Se vuelca todo lo de la sartén sobre las sardinas, se procura que el escabeche les llegue a todas y cuando esté tibio se mete a la nevera.
Yo las dejaría un par de días antes de empezar a comerlas.
Son un vicio.