31 de agosto de 2011

Sigue la pesadilla


Sigo sin teléfono, a la semana justa de la fecha de la portabilidad.
Cada vez que hablo con ellos, alargan el día de la entrega. Ahora me han llamado y me han dicho que en cuatro o cinco días lo recibiré, que traducido al idioma de los mortales que no tienen nada que esconder, quiere decir que para la semana que viene, Dios dirá.
He ido a la Oficina del Consumidor a ver si podía rescindir el contrato, y parece ser que la cosa es larga y con pocas posibilidades de hacerlo, por lo que me toca aguantar lo que estos impresentables quieran. Ya que no puedo hacer nada, al menos que quede constancia para que lo lea mucha gente.
Hoy, la persona que ha llamado ya ha dicho sin tapujos que el paquete se envió a otro sitio. Claro, sin no llevaba en la dirección la calle..........................pero como siempre, no me hicieron ni puñetero caso.
¿No era un cruce?
La madre que los parió.

Bueno, pues a mediodía me lo han traído. Como siempre, la coordinación brilla por su ausencia en Movistar, pero en esta ocasión me alegro.