4 de febrero de 2012

La lunita friolera


_. Abuela, esta noche está la luna muy gordinflona. ¡Y muy brillante!

_. Sí, está grandota, y mira: aunque apaguemos las luces, podemos vernos. Yo veo tus ojos, tu sonrisa.......
_. Y yo veo tu nariz, tu pelo, tus manos.......... ¿Abuela, se puede coger la luna?
_. Mmmmmmmmm.............no creo.
_. ¿Y con una escalera muy muy larga? Mi papá tiene una.
_. No hay ninguna lo suficientemente larga como para llegar hasta ella.
_. Pues le voy a decir a mi papá que me la baje para mi cumpleaños. ¿Y sabes qué, abuela?
_. ¿Qué?
_. Que la partiré en trozos y a ti te daré uno para que lo pongas en tu habitación. Así nunca estará oscura.
_. Sería muy bonito, cariño, pero primero habrá que preguntarle a ella si quiere estar aquí, con desconocidos.
_. ¡Si ella me conoce! Mi papá me ha enseñado a saludarla todas las noches, y yo llevo mucha alegría cuando la veo. Creo que me quiere porque sonríe al verme.
_. Ya, pero las estrellas se pondrán muy tristes si ella se va, y el cielo se quedará muy oscuro, porque ya no tendrá su luz.
_. Pero abuela, yo quiero regalarte un pedacito de luna. Y otro a mi abuela Paqui, y otro a mi tío Jose, y otro........................
_. Marina, es necesario que la luna siga en el cielo para que podamos verla desde aquí abajo. Para que pueda bañarse en el mar, para que otros niños también le manden saludos, para iluminar las noches oscuras, y para que se cuele por la ventana de nuestra habitación cuando quiera darnos las buenas noches.
_. Y para que sea feliz jugando con los cometas, con la nieve, con las estrellas...............como en el cuento de La lunita friolera. ¿Verdad, abuela? El sol estaría muy triste si no la viera por las mañanas, y los peces no se bañarían con ella en el mar, y su mamá no le contaría historias bonitas por la noche, y no soñaría con globos de colores, y......y......
_. Es hora de dormir.
_.¿Abuela, sabes qué?
_. Dime, mi amor.
_. ¡Que desde mi cama se ve la luna! Hoy no bajes la persiana de mi ventana, que antes de dormir quiero jugar un poco con ella.
_. Hasta mañana, cariño.


"Parte de una conversación mantenida esta tarde entre abuela y nieta"