29 de mayo de 2012

¿Para qué sirven los padrinos?


Cada día me convenzo más de que no sirven para nada los padrinos de los bautizos.

He leído, que el papel que tienen, según la Iglesia, es el de vigilar que sigan practicando el catolicismo, y al mismo tiempo procurar que sean unas personas de bien. Aparte, si los padres fallecen, hacerse cargo de él.
Empiezo por decir, que si uno decide bautizar a sus hijos hay que ser coherente y hacerlo porque se esté convencido de que se les quiere administrar este sacramento, y no por el fiestorro que la ceremonia significa, que la mayoría de las veces es así.
Ahora bien ¿Cuántos padrinos se ocupan de sus ahijados? Yo no conozco ninguno. Incluso soy madrina de una niña a la que después del bautizo vi pasados más de quince años, por lo que me pongo en cabeza de esta incoherencia.
Tengo tres hijas. La primera fue bautizada por unos amigos, casi hermanos, con los cuales seguimos manteniendo un trato estupendo, independientemente de que sean o no padrinos. La segunda es ahijada de otros amigos, de los que no recuerda ni la cara. Y la tercera, pues otros amigos de los cuales él desapareció y no tenemos ni idea de por dónde puede estar, y ella una de las "amigas desaparecidas", que más vale que no vuelva a aparecer otra vez en nuestras vidas.
Quitando los de la primera, los otros no sabrán nunca las necesidades que puedan tener sus ahijadas. No saben nada de ellas.
¿Si por lo que fuera los padres hubiéramos fallecido, se habrían hecho cargo de ellas? ¡Dios les libre! Para eso, mejor la familia, que siempre está ahí.
Yo voto por quitar los padrinos de bautizo. Si hay que tenerlos se tienen, pero tenerlos pá ná......