Bienvenidos a El mirlo de papel

Soy Varech y ando por la Red desde hace un tiempo, lo cual me produce a veces quebraderos de cabeza aunque la mayoría de las ocasiones me satisface.

21 de abril de 2012

Tarta viajera

Una tarta que va a cruzar el charco, llena de chuches, hecha con mucho amor y con montones de besos invisibles para Lucía, que cumple dos añitos.
He llevado el paquete a correos, y me ha tocado el empleado plasta. ¡Creía que no terminaba!
Relleno el papel y empieza a leer los datos:
_. Sra. ha puesto usted poco valor a lo que va a mandar.
_. Claro, porque así no tienen que pagar en destino.
_. Pero si no tiene que pagar nada..........
_. Sí. Cuando le llegue la notificación, entonces tiene que ir al banco, pagar las tasas y ya con ese papel ir a correos a recoger el envío.
_. ¡Pues vaya injusticia!
_. Ya...........pero es lo que hay.
Sigue leyendo con mucho interés.
_.¿Qué ha puesto en la descripción?
_.Juego de mesa y paquete de caramelos.
_. O sea, que lo meto en textil y en comida.
_ . No, que es un juego para jugar y como ponga comida, lo mismo me la devuelven.
_. No se preocupe. Pongo dulces perecederos y ya está.
_. ¡¡¡¡Noooooooo!!!! Perecederos no, que son chuches y eso no va a caducar en unos días.
_. Es que aquí no hay ningún apartado de golosinas.
_. ¡Coño! (para mis adentros) Ponga usted caramelos como he puesto yo y ya está.
_. Claro, pero no son caramelos. Son más blandos.
_.Es que al policía le va a dar lo mismo que sean más o menos blandos.
_. ¿Y qué cantidad?
_. ¿Cantidad? ¡Y yo qué sé! ¡Muchos! Pero por eso van envueltos y he puesto "paquete".
_. ¿Y cuánto pesan las chuches?
_. No tengo ni idea.
_. Es una pena que no haya puesto usted un poco menos peso, porque lo podría haber enviado como carta.
_.No se preocupe. Dígame cuánto es y ya está.
_.Se pasa un poco de los dos kilos. ¡Lástima! (y la tarta boca abajo).
_. Le repito que no me importa.
_. Ya sé lo que vamos a hacer: ponemos medio kilo a los caramelos, y otro medio kilo al juego.
_.  ¿Pero medio kilo y medio kilo no hacen un kilo? Si el paquete pesa más de dos...................
_. Sí, tiene usted razón. Para otra vez procure que no llegue a los dos kilos.
Yo estaba ya de los nervios. He mandado varias veces paquetes y no me han sometido a un tercer grado como lo ha hecho este hombre.
_.¿Y dice usted que es una tarta?
En qué hora se lo dije.
_. Sí, pero de chuches.
_. Pues yo creo que no va a llegar bien..............tan lejos............a lo mejor abren el paquete y se la quedan.
_.¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡PUES QUE LES APROVECHE!!!!!!!!!
_. Tenga, el resguardo por si hay algún percance y tiene que reclamar. Aunque con el valor que ha puesto, poco le van a pagar..............
Y me salí de allí pitando, porque los que tenía detrás me querían asesinar.









5 de abril de 2012

3.000 diapositivas

Ayer les tocó ¡Por fin! a las diapositivas. Más de 3.000 bastante desordenadas, y una a una fui clasificándolas y guardándolas en su lugar correspondiente. He desechado los carriles, porque no tengo proyector, y dudo mucho de que a estas alturas me compre uno, porque ya no haré ninguna más. Es que para encontrar algo, me quedaba ciega y manca, desenganchando el cuadradito y mirándolos uno por uno, así que las he puesto todas en hojas, para poder echar un vistazo a través de cualquier ventana.
Mi Antonio se entretenía mucho con esto, y disparaba a todo, se moviera o no. De ahí la cantidad que hay.
Mayormente se hicieron en Argelia, por lo que disfruté mucho viendo a los amigos, a mis niñas aún pequeñas, y pude comprobar que nosotros estábamos de muy buen ver. Qué jóvenes, qué guapos y .....................qué delgados. Desde los veinte kilos de más que peso, miro hacia atrás sin ira, pero con muchísima envidia.
Fue como abrir un baúl y empezar a sacar todos los trastos que formaron parte de nuestras vidas esos años: importantes, menos importantes, prescindibles, y hasta inútiles, pero ahí se han quedado guardados porque todos significan algo para nosotros.
Otra cosa que me ha llamado la atención es la cantidad de ruinas romanas que llevamos vistas.
La tarde estuvo bien, y un ibuprofeno solucionó el dolor de cuello y la jaqueca que me entró.
Ahora ya podré ver sin agobios las que quiera y pasar las más bonitas a fotografías.

3 de abril de 2012

Tarta tres chocolates con ratones


Es la clásica tarta de tres chocolates, pero como mi nieta quería ratoncillos, pues he hecho una mezcla de dos de las que tengo puestas en el blog.
Muy recomendable, porque es más fácil de hacer los agujeros en esta. La receta está aquí.
Para los ratoncillos pinchar aquí
En esta pusimos incluso un gato, y disfrutamos las dos haciéndo las figuras, aunque a veces los resultados no fueran muy profesionales, pero mereció la pena el rato que compartimos.