Bienvenidos a El mirlo de papel

Soy Varech y ando por la Red desde hace un tiempo, lo cual me produce a veces quebraderos de cabeza aunque la mayoría de las ocasiones me satisface.

31 de enero de 2022

Gibraltar

 

Aprovechando un viaje a Málaga, nos desplazamos hasta aquí y, tengo que decir, que excepto la curiosidad que me generaba la vista in situ del peñón, me pareció una ciudad "de compras" como muchas otras. No subimos en el teleférico ni a patita por los tropecientos escalones y no entramos en los túneles excavados en la roca. Reconozco que iba muy condicionada políticamente hablando, y que el entusiasmo por conocer un sitio nuevo, me lo dejé en el hotel. Esta fotografía, evidentemente no es mía, sino de la página visitgibraltar.com

27 de enero de 2022

Fernando VI, el rey que no superó la muerte de su esposa

Fue hijo de Felipe V y de su primera esposa María Luisa de Saboya. Su madre murió pronto y el rey se volvió a casar en segundas nupcias, esta vez con la italiana Isabel de Farnesio, una mujer ávida de poder para sus hijos.

Fernando VI contrajo matrimonio con la infanta portuguesa Bárbara de Braganza. Corría por entonces un dicho en Madrid que decía "fea, gorda y portuguesa...¡Chúpate esa!". Cuando Fernando la vio por primera vez, con la cara afeada por las viruelas, quiso deshacer el compromiso, pero poco a poco, esta mujer supo ganarse el cariño de su esposo y, más adelante, el de sus súbditos. Era una mujer muy culta, con una excelente educación y hablaba cuatro idiomas. Recibió además clases de música de Doménico Scarlatti.

Volvamos a Felipe V, que sufría un trastorno bipolar grave y que decidió abdicar en su hijo Luis, quien reinó solo 6 meses, ya que murió muy joven. Entonces, su padre ocupó otra vez el trono y él pasó a ser Príncipe de Asturias. A la muerte de su padre, heredó la Corona, rodeándose de gente muy valiosa en el Gobierno.

Bárbara de Braganza y Fernando VI estaban muy enamorados. Pero la reina se sintió mal y acabó falleciendo en el Palacio de Aranjuez, sin descendencia, ya que el rey era impotente. Y aquí comenzó su locura. Desde entonces, y durante un año (el año sin rey), la decadencia y las extravagancias le hicieron seguir el camino de su padre, e incluso lo superó. Mordía a los sirvientes, se hacía el muerto y se paseaba por el palacio con una sábana, corría o bailaba en ropa interior, o se negaba a acostarse en su cama, durmiendo entre dos sillas y un taburete. Pero lo más llamativo era que hacía sus necesidades en la cama y se negaba a que cambiaran las sábanas. Lanzaba sus excrementos a los sirvientes, o incluso era capaz de comérselos. Finalmente, murió de una apoplejía, antes de cumplirse el año de la muerte de su esposa.

Al no haber tenido descendencia, no está enterrado en El Escorial. Su tumba se halla, con la de su esposa, en el convento de la Salesas Reales, fundado por Bárbara de Braganza. 

Le sucedió Carlos III.

25 de enero de 2022

Master Chef, cero patatero

 

Me reconozco entusiasta de los concursos, especialmente de los de cocina, y veo el de los niños, el de celebritys, el de no celebritys y, ahora el de los abuelos. Este, tenía un interés especial en verlo, ya que participaba un paisano y me apetecía mucho.

Los niños son niños y los mayores, ADULTOS. No disminuidos mentales, como nos los presentaron. ¿Qué forma es esa de hablarles, como si tuvieran cinco años? Me dio la impresión a veces de que incluso se reían de ellos. Tenían que mostrar la faceta más ridícula los que la tenían y, reirle las gracietas al jurado. Brazos arriba, brazos abajo, que yo creía que de un momento a otro salía Maria Jesús y su acordeón cantando los pajaritos.

Los mayores somos ADULTOS, que hemos cumplido ya unos años de vida y que tenemos experiencia en muchas cosas, curiosidad por otras, inquietudes por seguir aprendiendo... Pero no sé por qué, el cliché que se tiene de nosotros es el de personas que estamos deseando oir una música para sentirnos los más felices del mundo bailando. Que bailar es bueno, y que cada uno puede hacer lo que le dé la gana, pero en un programa de televisión, no se puede dar esa imagen. Los mayores hacemos muchas más cosas y no estaría de más tenerlas en cuenta.

¿Y dónde tuvo lugar la prueba de exteriores? Por supuesto, en Benidorm, faltaba más. Pajaritos por aquí, pajaritos por allá... Una pena haber desaprovechado una ocasión maravillosa, para dar a conocer los valores de la gente mayor que, por supuesto, van más allá de los pajaritos.

Por eso, a pesar de ser un concurso que sigo y me gusta, en esta ocasión les doy un cero patatero. Y que conste que no es la única ocasión en la que observo que a los mayores se les trata como gilipollas, y perdón por la palabra, pero me parece la más idónea.


24 de enero de 2022

Bilbao

 

Hicimos una excursión con jubilados de enfermería y estuvimos dos días en esta ciudad, para mí muy desconocida, ya que en los viajes que hemos hecho, hemos ido preferentemente al sur, pero me gustó y aquí va una muestra de sus calles y de sus sitios más emblemáticos.

21 de enero de 2022

Conejo al ajillo en olla exprés (apto Montignac)

 

 Ingredientes:

1/2 conejo

1/2 cebolla cortada en juliana

1 lata de cerveza

8 ajos pelados

Laurel, tomillo y romero, al gusto.

Aceite

Preparación:

Poner en la olla aceite y echar ahí el conejo y los ajos. Dorar removiendo bien para que no se queme. Añadir la cebolla y sofreírla unos minutos. Agregar la lata de cerveza, las especias y sal.

Cerrar la olla exprés y tenerlo a fuego suave media hora. Al destaparla, veremos que los ajos se habrán deshecho, pero en caso de que quede alguno, los aplastaremos con un tenedor para que se integren también en la salsa.

Resulta muy sabroso y es apto para dieta Montignac, siempre que no nos comamos una barra de pan sopando.

 

Merengue de café (apto Montignac)

 

Para quitarnos un poco el mono de dulce en las dietas, podemos hacer este postre, rico, nutritivo y exento de culpas 😂. He batido dos claras de huevo en la thermomix, añadiéndole algo de sacarina líquida y una cucharada de postre de café soluble. Luego, he puesto chocolate en polvo 0 azucar por encima.

Como siempre, a unos les gustará con más o menos café y con más o menos sacarina, pero es cuestión de probar y adaptarla a nuestro paladar.

Mug cake (bizcocho en taza), al microondas

 

Dos mug cakes en honor de esta pareja que ha cumplido sus bodas de oro, Gonzalo y Maite. Y ahí está de testigo, su Virgen del Puerto.

Ingredientes para dos tazas, porque es demasiada cantidad para una sola persona: 4 cucharadas de harina floja, 4 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de cacao en polvo desgrasado, 1/2 cucharadita de levadura, un huevo, 3 cucharadas de leche entera y 3 cucharadas de aceite de oliva suave.

Mezclar en un bol los ingredientes secos. El huevo batirlo y añadirlo. Echar ahi la leche y el aceite y mezclar bien hasta que la masa no tenga grumos. Verter en las dos tazas la mezcla.

Meter al microondas dos minutos y medio, y dejar reposar unos dos minutos antes de comerlo, en la misma taza.

El tiempo en el microondas puede variar a veces, Yo hice el doble para esas dos tazas y lo tuve tres minutos, así que yo creo que para la mitad, con dos minutos y medio será suficiente. De todas formas, es mejor vigilarlo.

Níscalos con patatas en olla exprés


 

Están riquísimos y es una pena que los podamos comer solo en algunas épocas del año.

Ingredientes para 2 personas:

1/2 kilo de níscalos

4 patatas medianas, chascadas*

1 tomate natural rallado

1/2 cebolla en juliana

1/2 cabeza de ajos

1/2 cucharada de pimentón

5 clavos de olor

Aceite, sal y agua

Preparación:

Ponemos en la olla aceite y le damos una vuelta a los níscalos, con un poco de sal, para que suelten el sabor. Añadimos el tomate y la cebolla y sofreimos unos tres o cuatro minutos. Apartamos la olla y echamos el pimentón, removiendo con cuidado para que no se rompan los níscalos. La volvemos al fuego y echamos las patatas, los ajos, los clavos y agua que las cubra.

Yo lo tengo en la olla exprés una media hora. No es olla rápida.

Si al abrir vemos que le sobra líquido, porque dependerá mucho del fuego donde lo hayamos puesto, pues reducimos algo, pero tiene que tener caldito para poder mezclar todo bien.

¡Y lo más importante! ¡El reposo! Si reposa unos diez minutos, el caldo sale más trabado y el guiso está mucho más rico.

*Las patatas para los guisos no pueden estar cortadas completamente con el cuchillo, porque si lo hacemos así no sueltan el almidón y no hacen espesito el caldo. Se introduce la punta del cuchillo, se hace palanca y se van sacando así los trozos.


Judías blancas, rápidas y muy ricas


 

La rapidez es a veces muy importante, y hay que tener recetas que se hagan en un pis pas. Esta es de esas, y no desmerece para nada, de las que se tiran mucho tiempo con el chup chup. Salen dos platos justos.

Ingredientes:

Un bote de judías blancas cocidas

Dos trozos de chorizo de guisar, picante o no

Dos trocitos de jamón, con su grasilla

Una cucharada de tomate frito (si es casero, mejor)

Una cucharada de cebolla frita (nunca me falta congelada)

Un poco de agua

Ajo en polvo

La preparación es tan sencilla, que parece para niños: todo a la cazuela con un poco más de agua y a cocer a fuego suave unos 20 minutos. Probar de sal. Reposar otros cinco minutillos, y a la mesa.

 

Cangrejos de río en salsa picante (apto Montignac)


 No voy a poner la cantidad de ingredientes, porque son un poco a gusto de los comensales. Están riquísimos. Más o menos había un kilo de cangrejos. Los limpié, los cocí y los reservé.

En una sartén honda puse cebolla que suelo tener frita y tomate casero, también frito ya, con lo que aligero bastante el tiempo de cocinado. Eché 250 ml de vino blanco y cuatro cayenas. Por eso digo que hay que poner algunas cosas a gusto de los comensales. El picante no le gusta a todo el mundo. 

Y aquí viene un pequeño truco que le da un sabor especial: le suelo poner la mitad de un frasco de pesto roso, del que venden en Lidl. Todo ello lo dejo en la sartén cociendo hasta que se evapora el alcohol del vino. Echo los cangrejos y los empapo bien con la salsa. Es una receta de sopar y nunca acabar.

Una advertencia: mi cebolla frita, mi tomate frito y la salsa pesto, ya llevan sal, así que por lo tanto, preferible no echarla hasta el final, si es que hiciera falta.

Key lime pai sin huevos


 

 Para mí resulta más ligero que con huevos, y resalta mejor el sabor de la lima.

Ingredientes:

360 gr de nata

230 gr de queso crema

400 gr de leche condensada

120 gr de jugo de lima y algo de ralladura

150 gr de galletas

90 gr de mantequilla 

70 gr de azúcar.

Preparación:

Comenzamos por triturar las galletas, mezclarlas con la mantequilla derretida y el azúcar. Mezclar bien y poner esta pasta de base en el molde y ponerlo en el frigorífico.

Montar la nata, si es posible con un estabilizante, y reservar.

Batir con varillas el queso crema, y añadir la leche, el zumo de lima y ralladura. Con cuidado, añadir la nata. Verter sobre la base que tenemos preparada.

Tiene que estar en el frigorífico, e incluso yo la tendría un poco en el congelador y la sacaría poco antes de comerla, ya que al no llevar gelatina, la consistencia es muy suave. Pero precisamente ahí está la gracia de este key lime pie.


 


Real Fábrica de Cristales de La Granja

 

 El día que fuimos a ver el Palacio de Riofrío, completamos la visita en el Museo Tecnológico del Vidrio, donde se situaba la antigua Real Fábrica de Cristales de La Granja, uno de los edificios industriales europeos más importantes del siglo XVIII, que se encuentra muy cerca del palacio.