2 de mayo de 2012

Los amigos "perdidos"


He leído hoy en facebook algo que me ha hecho reflexionar:

A un sabio le preguntaron: "¿Por qué se pierden los amigos?" Y el sabio contestó: "Los amigos no se pierden, y si se pierden es porque no eran amigos".
Como mucha otra gente, he sufrido en carne propia la "pérdida" de algún amigo, y después de hacerme muchas preguntas sobre la razón de esa pérdida, llegué a la conclusión de que desperdicié mi tiempo, mi cariño, mi trabajo y parte de mi misma en alimentar una amistad que solo lo fue para los otros, mientras sacaron beneficio de ella.
Es duro darse semejante batacazo después de veinticinco años de compartir la vida, y de hecho lo pasé muy mal porque no podía entenderlo. Su comportamiento me pareció tan injusto, que esperé durante meses una rectificación que nunca llegó. ¿Esos eran mis amigos? Prefiero los enemigos, frente a los cuales me encuentro preparada para cualquier cosa. Este tipo de "amigos" te pillan por sorpresa y como no seas fuerte te puede hundir.
Muchas películas de video juntos, muchas fotos de viajes y montones de recuerdos compartidos, hicieron difícil separarlos de mi vida, pero su presencia ya no me duele. Salieron y nunca volverán a entrar en ella.
Soy una persona muy afortunada por la cantidad de amigos que tengo. De algunos me separan muchos kilómetros, que no impiden que yo sepa que están ahí, al igual que ellos saben que siempre les tengo presentes y que les quiero. A pesar de los años transcurridos, conservo intacto el cariño hacia ellos.
Si alguno se perdió, es porque nunca lo fue. En eso estoy de acuerdo con el sabio.