9 de febrero de 2021

Aracena

Aracena pertenece a la provincia de Hueva y se encuentra en la sierra de su nombre. Tiene atractivos indudables y, aparte de su patrimonio histórico, se puede visitar una cueva preciosa llamada "de las Maravillas" y degustar el jamón de Jabugo con una cerveza bien fría. 

En primer término, el Ayuntamiento y arriba en la peña, la Iglesia de Nuestra Señora del Mayor Dolor.

Mi Antonio descansando en un precioso banco de la Plaza de la Gruta de las Maravillas.

 Hay un museo al aire libre con figuras repartidas por toda la ciudad. En la foto, aguadoras.

Lavadero y Fuente del Concejo. En la plaza cogimos un trenecito para subir al castillo y a la iglesia.


Plaza Alta. Entre los cristales del tren que no estaban muy limpios y mi Antonio con su cámara, no fue fácil hacer la foto.

La Sierra de Aracena

Espadaña de la Peña de Arias Montano. El trenecito pasó por debajo del arco y la vista era espectacular.

Lateral de la iglesia

Mi Antonio investigando. A la izquierda, en la roca, busto de Florentino Pérez.

El historiador Florentino Pérez Embid.

Torre mudéjar en la iglesia.

Interior de la Iglesia de Nuestra Señora del Mayor Dolor.

Atrio

Puerta de salida. Nos volvemos a montar en el trenecillo y bajamos al pueblo. El castillo no lo vimos  porque estaba muy en ruinas y preferimos visitar otros lugares.


La Iglesia de la Asunción en primer término.


 Ermita de San Pedro. Se puede ver delante una composición que forma parte del Museo al Aire Libre.

Edificio medieval en el casco histórico


 Ermita de Santa Lucía

Iglesia de la Asunción


 Ermita de Santo Domingo

Plaza Alta. Cabildo.


 Aquí hicimos un alto para tomar una cerveza y una tapa de jamón.

Las casas blancas hacen muy agradable el paseo. Competían en belleza.

 

Siguiendo con las esculturas... El porquero y su piara.

Casino Arias Montano en la Plaza del Marqués de Aracena. A la izquierda, la espadaña de la Iglesia del Carmen.

Homenaje a la Música en la misma plaza.

Escultura

Edificios preciosos

Volvemos a la Plaza de la Gruta de las Maravillas, porque teníamos hora para visitarla. Como puede verse, había mucha gente y ambiente de los restaurantes, ya que se acercaba la hora de la comida. Subimos por la Calle del Pozo.

Y entramos en la gruta, pero no se podían hacer fotos. Internet está llena de ellas, pero nosotros no hicimos. La que he puesto es la "oficial" que te hacen allí y del portafotos que dan con ella.


No tienen calidad, pero sirven de testimonio. 

Yo os invito a visitarlas porque merecen mucho la pena.