29 de diciembre de 2011

Hatajo de sinvergüenzas

Nunca me creí semejante cosa. Ni el noviazgo ni el supuesto embarazo. Estoy hasta los mismísimos ovarios de toda esta gentuza que vive del cuento, y de los que lo permiten, tomándonos a todos por idiotas.
Ayer en la peluquería, vi a la nena en cuestión en la portada, vestida de novia, y lucía varios trajes de una firma, que según ella sería la elegida para ese día tan especial. Gilipolleces (lo siento, pero si son gilipollas no puedo poner otro sinónimo mas que este), del tipo "el hombre de mi vida", "no concibo la vida sin él", "Kiko me enseña cosas nuevas cada día"............ Dios, no cabe un tonto más. ¿O son más listos que el resto?
Las campanadas de la madre y el hijo las va a ver su abuela, porque me niego a seguirles este juego tan descarado ¡¡¡¡¡¡¡ ¡QUE LES DEN!!!!!!!
Ahora, Telecinco les dará a ganar una pasta por la ruptura, luego, otra pasta por la reconciliación...........¡Pena de país!
Vaya valores que estamos inculcando a las generaciones que vienen: cuanto más zotes, cuanto más sinvergüenzas, cuanto más granujas, cuanto más putones, cuanto más gritones, y cuanto más insulten a sus semejantes, más fácil lo tendrán para ganar dinero sin ningún esfuerzo. Que estudien y trabajen los tontos, que los listos vivirán de ellos.
¡La madre que los parió!